Recibe los próximos mercadillos y outlets en tu correo.

Anunciar Mercadillo en Madrid

lunes, 2 de julio de 2012

El Rastro


El Rastro
El Rastro es el mercadillo al aire por excelencia que se organiza todas las mañanas de domingo en un barrio del centro histórico de Madrid.

Para trazar los orígenes de El Rastro hace falta retroceder más de 400 años en el tiempo, cuando Felipe II estableció su corte en Madrid.

Hacia finales del Siglo XVI, las principales calles y plazas de la villa de Madrid se vieron invadidas por “baratillos” (mercados públicos de le época) donde los ropavejeros vendían ropa usada, principalmente en la Plaza Mayor y la Puerta del Sol. Sin embargo, en 1599 se prohibió la venta ambulante (“barateras”) en toda plaza y calle de la Corte. Tal prohibición desplazó estos mercados fuera del área metropolitana, si bien con el crecimiento de la población de la ciudad de Madrid tales bandos fueron debilitándose.

El Rastro
Podemos identificar los orígenes de El Rastro moderno en el barrio de Lavapiés, uno de los más poblados y con mayor industria de los Siglos XVI y XVII. Este barrio era zona de mataderos y en sus aledaños florecieron una multitud de negocios (muchas veces como zocos semi-clandestinos) relacionados con el curtido de las pieles; no solo curtidores sino también tejedores, zapateros, sastres y demás (estas industrias han dejado su huella en el callejero madrileño con calles tan emblemáticas como Ribera de Curtidores, o la Calle de Cabestreros).

La Plaza denominada “Del Rastro” aparece ya rotulada de esta forma en la cartografía de Tomás López en 1757 y todo apunta a que el propio nombre de El Rastro se debe al rastro de sangre que desprendían las reses ya muertas mientras eran transportadas desde el matadero (cercano al río Manzanares) hasta las curtidurías de los barrios colindantes.

El Rastro
En 1811 el Ayuntamiento de Madrid, con el firme propósito de regular el número de puestos callejeros, decidió ofrecer licencias a los vendedores y medio siglo después - en 1875 - se inauguró el Mercado de la Cebada en los aledaños del rastro, como el mercado cubierto de mayor volumen en Madrid.

En el siglo XIX, atraídos por la gran multitud de habitantes, fueron incorporándose a la zona que más tarde se conocería como El Rastro almonedas, anticuarios, libreros y mercaderes de todo tipo. Se organizaron los bazares y las galerías, separándose estas nuevas actividades de los tradicionales mataderos municipales. Durante la semana, el matadero y sus industrias subsidiarias permanecían activas, pero el Domingo por la mañana los puestos desmontables se hacía cada vez más numerosos, atrayendo a numerosos madrileños y foráneos y comenzando a formar el rastro que conocemos hoy en día.

Existen calles y plazas de El Rastro de Madrid que por tradición, o por la congregación de puestos especializados, se centran en ofrecer un tipo de producto en particular. Resumimos a continuación las principales zonas de este mercadillo:

  • La calle Fray Ceferino González es conocida por la calle de los Pájaros ya que antiguamente congregaba la venta de animales, pero desde la disposición municipal del año 2000 sólo se pueden vender animales en las tiendas de la calle.
  • La calle de San Cayetano, conocida también por la calle de los Pintores, destacada por sus locales destinados a la venta de óleos, pinturas e ilustraciones, así como a artículos para la práctica del dibujo y la pintura.
  • En la calle de Rodas y las plazas del General Vara del Rey y de Campillo del Mundo Nuevo podemos encontrar multitud de puestos especializados en la compra venta de revistas, cromos, estampas y juegos de cartas coleccionables (es el lugar favorito de los niños que acuden a esta zona para intercambiar cromos de la última colección de moda).
  •  En la calle del Carnero y la de Carlos Arniches podemos encontrar libros viejos o de ocasión. de viejo, de ocasión o de colección. También podemos encontrar este tipo de productos en la Plaza del Campillo del Mundo Nuevo.
  • La popular Plaza de Cascorro está especializada en la venta de ropa y accesorios. 
  • En la Ronda de Toledo podemos encontrar música y diverso material.


Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario